18 noviembre 2014

Buena repercusión en medios

La semana pasada, gracias a la nota de prensa que emitió el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Pamplona a medios y agencias de comunicación, el #comedorfacts salió en los papeles e internet, y tuvo una significativa repercusión, incluso en medios nacionales.

Antes de poneros el enlace a uno de los medios que nos publicó, aclarar que esto no es ninguna adjudicación, ni licitación, ni concurso, ni nada que se le parezca. La nota lo explicaba fenomenal: es una iniciativa de los usuarios, y si merecemos los enhorabuenas, será por majos, vamos.

Añadir leyenda

Se están moviendo cosas muy interesantes entorno al proyecto. Es lo que tiene darle visibilidad a las cosas, que la gente se entera.

Seguimos informando, ya hay una fanpage para ir subiendo bien de material, y que el asunto empiece a tener la entidad y cuerpo que merece. Dadle al Me Gusta!

Y gracias a todos y todas por estar ahí con el #comedorfacts, reconforta! ;)





10 noviembre 2014

Una de propuesta 2... marchando!

Así ha sido: la propuesta 2, la de la cenefa de cuadros coloridos y alegres, ha sido la decoración elegida para que quede plasmada a lo largo de este mes de noviembre (así espero), en el Comedor Social del Oscus de la calle Navarrería.

Propuesta winner.

En realidad, estamos de suerte y yo contento, no sólo por ver cómo esto va para adelante, en el Ayuntamiento se van superando las cuestiones administrativas, y hay cierta expectación e ilusión entre los usuarios y la audiencia por lo que se esconde tras los #comedorfacts.

Por todo eso estoy contento, estamos contentos.

Pero el hecho de haber salido elegida la propuesta 2 va a permitir montarnos una película, que es la siguiente, al menos, en la pretensión y objetivo inicial: cada cuadro de la cenefa será de un color, y llevará un nombre, el de cada uno de los usuarios/as y trabajadores/as que han votado, y que en realidad, son lo importante del Comedor Social, las personas y sus historias.

Esas historias tan dispares, traídas cada una de Dios sabe dónde, se juntan en un invierno de 2014 en Pamplona y quedan unidas y mimetizadas por la gruesa línea de una cenefa desde la entrada a la salida del local. Por poner el caso, podrías ubicarte delante del cuadrado de cada persona, real y concreta, y profundizar en su historia. Hay algunas que son increíbles, pura supervivencia.

Información del día a día.

Todas estas películas, e historias, son las que le dan sentido al proyecto, y me hacen afirmar, sin tapujos ni compasión por el que no sabe ni coger un lápiz, que pintar, pinta cualquiera. Es lo que me parece bonito, y más cosas que a colación de ello pueden ir saliendo.

Si con un poco de suerte se implican los usuarios (que parece que así va a ser) y algún voluntario externo (si, hay quién le está viendo las orejas al lobo y ya se ve como próximo usuario) y consigo pintar poco, o lo imprescindible, para intentar contarlo como merece: al día, con nombres y apellidos, en la red, compartido y viralizado, sin demasiados medios, tampoco tapujos, y dándole valor a un montón de gente, servicios e historias que se esconden detrás del #comedorfacts... a cien metros de tu casa, parque o comercio, en Pamplona.

En este último sentido, toda ayuda para la difusión y colaboración, allá donde quiera que ten encuentres, será bienvenida. Espero que en breve haya una Fanpage o algo así y hay bastante gente que va a echar una mano en ello: grabando cosas, dándonos consejos profesionales de pintura, llevando merienda, componiendo una canción para la inauguración... espero (y desde aquí lanzo el guante) que el mismísimo Fermín Alonso se deje caer por allí cualquier día para sacar lumbre a esa concejalía de Participación Ciudadana y echarnos una mano, y unos cuantos tuits. Os los iré presentando a todos, son majos y majas. Son lo más.

Votaciones.

Mientras tanto no hay que perder el norte: todo esto tiene que quedar bien, no nos lo paga nadie (si, si, adivináis bien: sólo en un Ayuntamiento parece posible pedir una partida de pintura sin la correspondiente para los pintores, el Espíritu Santo, que es el que ejecuta la partida X, es invisible para la burocracia municipal, jajaj... iba en broma, pura ironía en estos tiempos que corren: esto es una gran oportunidad para hacer algo con sentido y profundidad social, hay un PLAN... pero tranquilidad, que ya os contaré el cómo y el por qué de ponerlo en marcha, en otro rato).

Ahora hay que seguir sacándose el jornal día a día, más allá del #comedorfacts.

Esta semana es importante, no sólo por que el proyecto va cogiendo ya una forma real e imparable. En toda creación artística, hay momentos importantes, y el de bocetar de verdad, marcar, dejar planteada la obra para poder ser pintada por todos y todas es uno de ellos. Si esa parte sale bien, habremos triunfado, gente.

Lo seguiremos contando en el #comedorfacts, y cada día mejor... espero ;)

03 noviembre 2014

Llega el #comedorfacts

A pesar de que no hay muchas entradas escritas últimamente en este blog, ya veis a través de las redes que los #paintinbelindo van, y vuelven, a veces con demasiada celeridad como para contarlo, al menos, en formato post.

Comedor Social del Oscus.

Eso si: sigo pensando que tenía que tener mejor ordenado este jardín, y estoy en ello, no os creáis... pero a quién no le come el día a día, voraz e implacable.

La historia que os traigo a cuenta de lo último en el paintinbelindo's world creo que tiene una enjundia especial. Es una acción muy bonita y que, espero, tenga todo el simbolismo que supone darle la vuelta a la tortilla, algo más necesario que nunca en los precarios tiempos que corren.

Interior del comedor.

Además, espero que esto del #comedorfacts no sea más que el hastag que muestre la punta del iceberg de algo más. Si. Esconde detrás un plan, y tenemos un mapa, como en esta historia que cuenta Rojas Marcos en sus conferencias, pero quizá ahora sea demasiado pronto para contarlo, y enfocarlo así. Al tiempo.

En el fondo, esta tiene que ser una historia donde se aproveche la precariedad como una oportunidad para hacer cosas: las que surjan, las que se puedan, con quién se pueda... ya que uno pasaba por ahí.

Cartel puestos en verano.
El hecho es el siguiente: voy, espero que con la ayuda de unos cuantos usuarios, a pintar, decorar, poner hecho un belén... con el paintinbelindo el Comedor Social del Oscus que el Ayuntamiento de Pamplona tiene en la calle Navarrería.


Menú de un día cualquiera.

Si alguno quería, como me ha pedido, que no lo contara, o le ha dado vergüenza, lo siento, estás de mala suerte, y te diré que no conoces al personal: pero... ¿cómo no voy a contarlo si lo vamos a poner patas arriba, y de la manera más 'maja' del mundo'? Sigo pensando que hay quién debería hacerse mirar lo suyo. Pero ése es su problema. Ellos verán. Si pasas por ahí, te damos un pincel, y encantados de que participes, mucho más no se puede hacer.

Pasillo central de acceso al Comedor.

Independientemente de lo que del hastag #comedorfacts acabe saliendo (que eso ya se irá viendo), a la que anduve un poco más suelto y sin todos los temores con lo que acudes los primeros días a este tipo de servicios, ya dejé media docena de paneles con unos cuantos mensajes positivos, por aquello de animar un poco la vista en un escenario, como el del viejo Oscus de la calle Navarrería, dónde no se ha invertido mucho en los últimos años por parte del Ayuntamiento de Pamplona. Habría que entender que los dramas personales y estados de necesidad con la que acuden los usuarios tampoco hacen que aquello sea la alegría de la huerta. La pregunta es: ¿y por qué no?

La urna es electoral, de las de verdad.

La cuestión es que indagué un poquillo y me costó bien poco dar con la persona adecuada para hacer lo que me proponía. Y no estaba en una Unidad de Barrio.

Y eso mismo fue lo que le sugerí a Idoia Saralegui, responsable del Comedor en los Servicios Sociales del Ayuntamiento, y persona que ha recogido el guante y ha sabido darle empuje y operatividad al asunto dentro de la casa, hacer sus aportaciones y, sobre todo, no poner un sólo no a todo lo que le planteé. Muchas gracias Idoia. Nos portaremos bien.

Looking forward, Idoia.

Si eres pamplonés o pamplonesa, y de una cierta edad, recordarás, como recuerdo yo, ese sitio en pleno vigor, por ejemplo, con mi abuela Juanita yendo a las tardes y los fines de semana a jugar al chinchón o a ver cualquier función en ese salón de actos que todavía conserva intacto, como en aquellos días.

Así que gracias, y a través, de la responsable en el Ayuntamiento de Pamplona de el Comedor Social vamos a hacer una acción de lo más salada... o al menos, eso esperamos.

Propuesta 1.

Se ha propuesto a trabajadores y usuarios que elijan entre una de las tres opciones que veis y, a partir de ahí, con las manos que quieran unirse a la fiesta (de momento hay media docena de voluntarios y bastante expectación generada alrededor del asunto), mucha ilusión, empeño, esfuerzo y alegría, llevaremos a cabo durante el mes de noviembre el repintado y relucido del Comedor Social del Oscus con la opción que se elija.

Propuesta 2.

Para estar al loro de lo que vaya aconteciendo, os iré escribiendo más posts, subiré cosas al muro de FB, grabaremos mini videos, haremos sketch notes para explicar las cosas, y lo tuitearemos todo bajo el hastag #comedorfacts.

Propuesta 3
A mi, de momento, me llena de satisfacción haber conseguido darle la vuelta, y girado el sentido de la inercia, a un hastag que llevaba camino de relacionarse con la renta de inserción social, la precariedad y la calle, a un asunto y proyecto relativo a la creatividad, a la pintura, la integración y la solidaridad.

Y esto no es más que el principio. Antes de que acabe la semana habrá propuesta elegida, y plan de acción para empezar. Lo iré contando, y como creo que hay que hacerlo: en primera persona y poniéndole nombre, apellidos y cara a unas historias, como las que llevo oyendo hace dos meses, que te hacen pensar, y de verdad, cómo son, o tienen que ser, las cosas en este mundo.

15 julio 2014

Llegan los #minipaints

Ha llegado la hora de los minipaints!

Los que me seguís por las redes sociales los habréis visto hace tiempo, y son toda una sensación. Lo que empezó como una probatina hace unos meses después de verlos, y decir aquello de 'qué monos!', se ha convertido en todo un argumento para no llevar pintando más que estas miniaturas de un tiempo a esta parte.

Si, son los minipaints, el nuevo concepto de arte, quickly, lean, cuqui y moderno. Lo más de lo más.

Son muchas las razones por las que los #minipaints sólo conocen el éxito: es pura innovación, metodologia lean en estado puro, prototipo barato y exitoso, funciona, la gente lo compra, lo moldea. Y, si te lo hago en directo con mi kit, además, creamos una experiencia artística, míni también, pero súper cuqui y súper intensa.

Toda la vida pensando en el gran formato y queriendo llenar y empapelar paredes, muros, estadios enteros si me dejasen... y resulta que lo que mola va a ser lo mini. Es fantástico. Cada vez que le saco a alquien la calderilla con un minipaint me siento como un Robin Hood del arte, recopilando poco a poco para la causa del artista.

Pensando ya en una fan page y proyectando lo que a mi realmente me parece interesante de los minipaints, que son las experiencias (normalmente, a modo de regalo a terceros > gifts to be loved) que generan, y me gustaría ir dándole forma en la red. Estoy en ello. Irá rápida la cosa.

Mientras, los he recopilado en un pequeño Storify para que veáis lo que se puede hacer con un material, una idea, un concepto, que ya lo iré explicando por qué entraña tanto éxito y posibiildades.

Los minipaints son lo más! Y es un universo que no ha hecho más que empezar! Ya veréis.


24 febrero 2014

Friends, paints and golf

Un breve post para significar, y que así conste en alguna parte, de las últimas entregas realizadas con el #paintinbelindo y que, además de gratificarme mucho, tienen un hilo conductor: golf y amigos... si fuese la Bombi, el 'por qué será?' estaba cantado ;o)



Si ubicamos temporalmente a los poseedores de los primeros paintinbelindos del 2014, la cosa ha ido en progresión, y no puedo más que mostrar mi alegría por la acogida que han tenido en su nuevos poseedores. A todos les han hecho ilusión, que es lo mejor que se puede sentir como recompensa en un encargo.
Alvarito y su retrato.
El primero en llegar fue para Alvarito, el mayor de los Alegría Baquedano, que recibió el día de Reyes un retrato, proyectado a su futura imagen de jugón, con un 72 en el hoyo 1 de Gorráiz. Este chaval ya ha dado más bolas de las que tú y yo juntos en toda nuestra vida, así que no me cabe duda que Txuma, su papi, y yo no nos equivocamos al pensar el paint.

The Arrieta Family.
Los segundos fueron los Arrieta, felices después de ver reflejados sus asuntos en un paint que lo tiene todo: golf, ski, piscina, ellos, tan majos,... Chente, Marta, Carmen y Lucia, el día que os lo dí me sentí realmente feliz al ver vuestra reacción. Gracias, y a Candanchú, a colgarlo.

Lady Golf.
Como colofón a este fantástico inicio de año, no he sentido mayor felicidad y orgullo que poder hacer el retrato de mi profe, maestro y referente en esto del golf, como es Fernando Núñez, que si mayor algarabía ni efusividad me dijo un día: 'quiero un paint'... y cómo lo que dice Maese va a misa, pues le hice el suyo, y otro para Laura, la mayor de sus niñas, futura jugona y que, al principio, retraté a modo de Lady Golfteenager in progress en el más puro estilo belindo. Entre tú y yo Laura, y sin que nos oiga nadie: a mi me encanta, aunque al final hayamos acabado haciendo ese 'Laura, cuántas le vas a hacer al 5' que también espero que te haya molado.

Laura, cuántas le vas a hacer al 5?
Y que también conste una última cosa: Fernando, el que te has llevado es el paint afable y bondadoso que te estará agradecido de por vida por haberle dado la visión y amor por el golf que ahora tengo... pero 'el otro' dibujo que te prometí, no será un paint, será un visual, en la cancha, explicando aquello como si fuese el Bosco en el Jardín de las Delicias... no se si me explico, al tiempo.

Fer, con su Maese Núñez.

Muchas gracias a todos y... a colgarlos! ;o)

19 diciembre 2013

Algo más que un cuadro

Que te encarguen un paintinbelindo siempre es motivo de celebración. Vosotros no lo sabéis, ni lo oís, pero cuando alguien lo hace, redobles de campanas suenan en mi cabeza, y una grandiosa emoción recorre mi cuerpo como si de un gran escalofrío de alegría se tratara.

Si, además, el paintinbelindo va por partida triple, tiene motivos golfísticos, y conoces a quién se lo estás haciendo, y es entregado en una fiesta, entre prenavideña y sorpresa, pues entonces, ya sabes: como cuando haces un birdie... sacas el puño, y todos más felices que chupita.

Nietos y abuelos, con sus paints.
Esto último es lo que sucedió el pasado fin de semana con la familia Hart, después de que les diera a Carla y Lucas sus retratos, y a su vez, ellos le dieran a sus abuelos un tercer paint con los dos jugoncitos haciéndose el 17 de Gorráiz, delante, precisamente, de casa de Martín y Sagrario que, como no, son grandes golfistas también.

Esta claro que no todos los paintinbelindos que haces son, y salen, así de redondos como en este caso, pero la verdad es que son situaciones que te hacen ver qué detrás de un cuadro, muchas veces, hay algo más, mucho más.

Las tres obras.
En cierta manera, es lógico, y es lo que, entiendo, el artista debe de hacer para aportar valor más allá de su capacidad, técnica o arte, y huir, o diferenciarse, de quienes proponen (a igual o más precio, incluso), dibujar un bigote sobre un logo pillado en la séptima página de búsqueda de google y una entrega por email, que ya te lo imprimirás y enmarcarás tú, que eres muy majo y yo soy artista, estoy creando, y vivo en el Olympo, de mi mundo, no me molestes más... Pues no. Las cosas, no son así.


Ilusión generalizada.
Resaltar esta cuestión creo que es importante, además, de reflejar lo que te piden en los paints, y hacerlo con gracia, amor y mucho mucho cariño. Esto tiene que venir por defecto, al menos, en un #paintinbelindo. 

Y como últimamente he decidido no escribir tanto, ni dar tanto chapas como las que te estoy dando, a ti querido lector o lectora, pues. ya sabes. me 'tirado' a sintetizarlo en un #visualbelindo, os invito a que veas y que he llamado 'qué hay detrás de un #paintinbelindo'. Espero que lo entiendas y, así puedo dejar de darle a la tecla.



Muchísimas gracias Jens, María, Carla, Lucas, Martín y Sagrario por todo, espero que hagáis buen uso de lo que el otro día os llevasteis. Por si no os acordáis de las caras de emoción que nos gastamos, he subido unas fotos al FB con el momento. Muchas gracias familia, y felices fiestas.

10 diciembre 2013

Pica Pica... y el cómo lo hicimos

Pues así es querido amigos y amigas mías: esto es Pica Pica y es una nueva tienda de frutos secos, chuches y todo tipo de guarrindongadas de esas ricas que tanto gustan a pequeños y mayores, y para la cual he tenido el enorme gusto de hacerle el logotipo.

Pipas, chuches, caramelos,... ;o)

Pica Pica está en Funes, en la Ribera de Navarra, un pequeño pueblecito con mucha solera, y el haber hecho el logo se lo debo, una vez más, al mejor networking del mundo, el golf, y a mi amigo Paco, que andaba con tantas prisas como ganas por hacer algo conmigo. Y así ha sido.

Así nos salió lo que veis. Ha participado en el logo hasta Capi, el perro de la family que, como no, de alguna manera tenía que salir en el #paintinbelindo más multicolour y animado de los que he hechos últimamente: maíces, pipas, pistachos, polos, palomitas, patatas, regalices... hala! fiesta! ;)

Queda inaugurada esta tienda! 

Os he subido unas cuantas fotos al FB de la inauguración de la tienda (que fue la semana pasada) y de algunas de las pruebas que hemos ido manejando durante este proceso, porque al final lo que mola no es tanto contar qué haces, si no cómo lo haces: y en este caso ha sido en paz, armonía y participación de todos. Así se trabaja mejor, y más a gusto.

Habrá más cositas Pica Pica en breve. Gracias Paco y familia!


11 junio 2013

El Sanfergayumbo

Como se acercan fechas festivas en Pamplona, y la ciudad anda un poco convulsa con esta fría primavera que ha traído inundaciones y un destemple más que generalizado a las buenas gentes de la misma, he querido hacer mi aportación a este clima prefestivo que se respira por Mordor con una ilustración, y el consiguiente montaje lúdico festivo, el del SUPERGAYUMBO, una prenda que podía haber salido anunciada en cualquier página (impar, por supuesto) del TMEO.

Reclamo publicitario.

Cómo no, no vayamos a faltar a nuestra foralidad más intrínseca, el asunto surge de un reto, desafío, o proclama muy típica por estos lares… ‘a que no haces’, y claro, la cagamos. Bendito tuit, Rafa.



Supongo que el que se adentre en la breve lectura de los textos que acompañan a la ilustración, no se enterará de la misa la media, a no ser que acredite su condición de PTV (Pamplonés de Toda la Vida) por algún lado. Vamos a decir que es una gracia, si en algún momento la tuviera, en clave local.



En definitiva, una chorrada más en la que aplicarse en estos días en los que la tez se nos está quedando más fina que la de los Windsor, el día en el que vuelva a brillar el sol, ni las Ray Ban nos van a librar del deslumbrón, y donde, además, como para meternos miedo o imaginar el Averno, anuncian la llegada de un no verano. Lo que nos faltaba.

En todo caso, si alguien está metido en eso de la industría textil, va a poner en marcha un negocio de gayumbos, o simplemente, quiere descojonarse por cuenta ajena de la broma, que tire para adelante con el tema. Yo, si existiese, lo compraría.

29 mayo 2013

Del (No Responde) al #Whiskeyinthejar

Si algo tengo que agradecer al destartalado notebook con el que suelo trabajar últimamente, dada la facilidad con el que aguanta el trajín a lo que lo someto, y por qué no decirlo, gracias a la aversión que tengo a las cuestiones tecnológicas que van más allá de lo que sirva para comunicar y conectar con contenidos y personas interesantes, es que los (No Responde) de las aplicaciones que sobre él hago funcionar me obligan (si, por narices, mientras reinicio, abro, cierro, ejecuto, actualizo,…) a pintar más, y yo diría que hasta mejor que nunca. Que no se oiga muy lejos pero… bendito cacharro!

Útiles de trabajo.

Es la conclusión a la que llego después de estar el último mes con un permanente atasco en este tipo de lides tecnológicas que serían el deleite de cualquier friki de lo techie. Aunque alguno piense lo contrario, no es mi caso. Ni se me ocurre empezar a desfragmentar discos, desinstalar cosas o montarme una fiesta de la que no sabría cómo salir. Prefiero esperar, y hacer lo que he estado haciendo: mientras el perolico se repone de sus constantes sofocones, avanzo en temas del #paintinbelindo, y no lo dejo relegado a las últimas horas del día, o ya intempesitivas de la noche.

Todo un mensaje.

La cuestión es que está pequeña obligación me está dando mucho más de lo que en un principio pensé. Sin ir más lejos, e intentando cambiar también un poco en el formato de alguna ilustración, a lo largo de estas últimas semanas he estado ilustrando, a través de un paint prácticamente a diario, con el pequeño estuche de los 6 lápices Carioca del chino, y en las circunstancias y sitios más variados, la archiconocida canción popular irlandesa ‘Whiskey in the Jar’.


Todavía me falta alguna ‘escena’ más, y seguro que haré alguna más, pero os adjunto unas cuantas desparramadas en este post, con esta galería tan chuli que he encontrado, a ver qué os parecen.

Por otra parte, adelantaros que todo esto tiene un final más que cantado: montar un pequeño vídeo sobre la canción (probablemente, sobre la que para mi es su mejor versión de todas las que se han hecho, la de Metallica, aunque el mérito de llevarla al rock se lo daremos a Phil Lynott), y hacer un pequeño vídeo clip de lo más chorra, que le he pillado vicio a eso del MovieMaker, así o en versión karaoke. Algún día haremos algo así en la Casa Club de Augusta con una versión a lo 'Hijo del Golfin'



Os lo enseñaré, de momento, podéis ver el resto de las ilustraciones con el hastag #whiskeyinthejar en twitter e instagram, que es dónde las he ido subiendo estos paints de Molly/Penny, el Captain Farrell, y la intrépida historia que relata.

NOTA. No es necesario comentar que el otro ‘efecto colateral’ que tiene todo este universo del (No Responde) es que mi paciencia se ha robustecido como una roca, tanto en el día a día, como en los greenes, rutinas ajenas y muchas otras cuestiones del golf dónde esto tiene un precio incalculable. Así que, en este caso al menos, recordad: no hay mal que por bien no venga.

Puesta al día.

NOTA 2. Como el tema estaba al punto de llevarme al colapso e ineficiencia más absoluta, mi amigo Marcelo, el que me pone los mejores cortados, y es uno de los frikies a los que antes hacia mención, ya me ha desfragmentado el disco, y esto va… como la seda. Prometo, no por ello, olvidar esta lección y aplicarme en lo sucesivo más, aún si cabe, a esto del Painting.

20 mayo 2013

Las Smart Grids... esa cosa

Esto de ilustrar, y su consiguiente proceso creativo, tiene un componente lúdico-festivo que, a veces, hay que contar. Además, sigo pensando que lo de contar quizá lo haga mejor que lo de ilustrar. De hecho, es para lo que estudié y, aunque poco aprendí, lo sigo intentando. Así que, me pongo a ello.

El último concurso al que me he presentado ha sido uno convocado por la llamada Futured, la Plataforma Española de Redes Eléctricas, que pretendía dar un poco de difusión, a través de esta acción, a algo que probablemente te suene, pero no conozcas: las Smart Grids.

Idea y concepto de las Smart Grids.


Si tienes un poco de inquietud, y estás ávido de culturilla general, te recomiendo que le eches un vistazo a toda la documentación que adjuntaba la convocatoria, porque es realmente interesante ver cómo van a cambiar muchos aspectos en la generación, distribución y consumo de la energía eléctrica en un futuro inmediato. O, simplemente, busques información en Internet, que de ello hay en abundancia.

Aunque el concurso era muy abierto, demasiado quizá, y daba muchas opciones para poder presentar distintos formatos, ideas y composiciones, el reto era presentar en una única ilustración la idea de lo que son y supondrán las Smart Grids: condensar en una única imagen este concepto y que fuese capaz de reflejar todo lo que he leído, y visto, respecto a este nueva manera de generar y gestionar la energía eléctrica, inteligente.

Aplicación del logo.



Y me salió lo que habéis visto.

A estas alturas de la película, sigo dándole vueltas a la cosa: o sea, de lo horizontal, secuencial y lineal vía postes de alta tensión súper tochos y peligrosos, pasamos a pequeños núcleos autónomos y mejor gestionados que auto distribuyen de manera inteligente la electricidad que generan?

Esa es la idea con la que me quedé, y que fue lo que intenté reflejar, en la medida de lo posible, siendo fiel a mi estilo pictórico. Como suele pasar en este tipo de reflexiones, mucho es el material que se queda por el camino, como toda la serie de animaciones de aparatos y agentes del circo eléctrico.

El 'Malo' de la película.

Hubiese sido una buena línea de trabajo para humanizar y dar vida a un tema que, parece, va a ser importante en nuestro día a día y economía doméstica, pero, en este caso, son los restos de lo importante, como dijo Pazos en Airbag, el concepto. Y como ese momento mágico y estelar del cine español resulta bastante más ingenioso que todo lo que acabo de publicar, os dejo el vídeo para que lo disfrutéis.





NOTA. Como suele ser habitual, y casi un mes después, sigo sin saber demasiado bien qué ha sido de la obra, aunque tal y como os he comentado en anteriores entradas, lo de la gestión de los concursos, y su comunicación, por parte de las instituciones y empresas es un tema hilarante... en este caso, viene que ni al pelo: que les parta un rayo ;o)

19 abril 2013

Convivir con el fracaso

Una breve entrada, y un par de reflexiones, para reflejar mis dos últimos fracasos en sendos concursos a los que me presenté. Fracasar, o no conseguir el objetivo inicialmente planteado, y más en esto del painting, no es malo. No pasa nada, es lo habitual, tanto en convocatorias, como en encargos o con las muchas cosas que ilustras a diario. Y también en la vida: con la familia, con la empresa, con los amigos,... de todo se aprende para intentar ser mejor, no sin maldecir unas cuantas veces antes, claro.

Creo que el fracaso ayuda a ser mejor, y a ser más sincero con uno mismo, y también obliga a esforzarse más para el próximo intento. Mientras haya ganas, constancia, alegría, frescura, tenacidad y algo que expresar, que nadie se preocupe: a mi, mis obras, me siguen pareciendo las mejores del mundo. Lo doy todo cuando las hago, y las bendigo antes de acabarlas, por el simple hecho de haberlas podido hacer, y verlas con mi firma. A partir de ahí, ya no son mías: son de todos.

Después de esta pequeña perorata que firmaría cualquier filosofillo o emprenderdor de medio pelo, entro en el 'txungur' de la entrada que quería escribir. Tenéis que entenderlo: es la primavera, que ya se sabe, la sangre altera ;o)

Baile.

El primer painting que no ha pasado ronda ha sido el que presenté para el Cartel de San Fermín de este año, titulado 'Baile'. He ido presentando obra a lo largo de sucesivos años, por eso de que como pamplonés de pro me moriría de ilusión por ver algo mío ilustrando la Fiesta, pero la verdad es que, con el paso de los años y el tradicional despiste que lleva el jurado (institucional o popular) con este concurso, ha sido una década haciendo la goma en esta convocatoria, como los buenos ciclistas. Creo que no soy el único, por cuanto que la participación e interés ha ido cayendo conforme han pasado los años. Considero, como muchos, que no se le da valor al concurso, y nunca nadie ha sabido muy bien, ni que se vendía, ni que se quería. Mi obra tiene algo de azul, con lo cual, fulminada, jajaj!

Siempre he sido muy crítico con la poca promoción que se hace de los San Fermines, y el enfoque y recursos que los pamploneses le damos a lo que, sin duda, es nuestro recurso turístico y referencia mundial e inimitable... sin igual. Con eso de que son las fiestas de nuestro pueblo, y parece que todos los caminos conducen el 6 de julio a Pamplona, se sigue sin exprimir lo que debería ser una puesta en el mapa mundial sin parangón, pero no sólo para una semana: para toda una vida. Que se lo pregunten a Hemingway. Pero la elección del cartel que anuncia las fiestas no podía estar exenta de este despiste colectivo. Fiestas universales que se gestionan con mentalidad local. Un horror, vaya.


Votaciones sólo para pamploneses/as.

Los 8 carteles elegidos los podéis ver en este enlace y valorar vosotros mismos por dónde han ido los tiros en esta edición de 2013. Habrá que ver qué imagen, concepto, idea y obra refleja las fiestas en honor a nuestro santo patrón este año. Congrats al vencedor desde ya.

La segunda convocatoria para la cual mi obra tampoco ha sido seleccionada entre las finalistas es la que hice para el 10º Aniversario del Civican en Pamplona, y que debe ilustrar durante todo el año, y de manera notoria, este emblemático edificio cultural en mi ciudad. Me hacía ilusión, por cuanto que es un sitio que visito con frecuencia, y al que le tengo cierto cariño. Además, las proporciones de la lona y la visibilidad que tiene el asunto, son apetecibles para cualquiera que ilustre, pinte o decore.


Obra para el Civican.

Las 15 obras seleccionadas están en el hall de Civican con la posibilidad de ser votadas por los visitantes, os recomiendo que paséis, hay alguna cosa muy chula, con mucho estilo.

Como el buen manual del fracasado indica, en ambos casos, tanto Ayuntamiento como Civican, han gestionado bastante mal la información, especialmente, para con los que no han sido seleccionados, algo por otra parte habitual: por mucho que tengan todos tus datos, registros, correos, FB, Twitter... ni avisan de que se ha fallado algo, si estás en algún tipo de lista, exposición o convocatoria posterior, o simplemente, para decirte que eres un manta, que no te has comido un colín, y dar las gracias por participar. Deberían ser más delicados, y respetuosos. No cuesta mucho. Yo, desde aquí, se las doy expresamente por montar los concursos, aunque en la mayoría de los casos, los paguemos todos con nuestros impuestos.

Otra reflexión a cuenta de esto de ganar concursos y dinero con los paintings, tener éxito o no, según se mire y lo que se busque, me vino hace un par de semanas, ya que tuve la enorme fortuna de poder visitar en Amsterdam la Casa Museo de Rembrandt. Además de todo lo que allí vi, sentí y disfruté (así como del workshop de grabado que hicimos), está pequeña leyenda me dejó bien claro de qué iba todo esto de darle al pincel, la pluma o, ahora, el ordenador. Una puta ruina, así de claro. Aunque gracias a ésta, y al escrupuloso perito que hizo el deshaucio, hemos podido disfrutar, siglos después, de todo lo que en aquella casa pasaba.


Reseña en la Remdrandt House.

Aunque, la verdad, no sé cómo eran las cosas en en siglo de Oro holandés, pero aquí, en estos tiempos que corren, es fácil encontrarse con que las cosas no salen. En muchos aspectos de la vida, además. Las mieles del éxito, si es eso lo que buscas, no están hechas para todos. Más bien, al contrario: sólo para una minoría de elegidos, los triunfadores. Y lo más normal no es encontrarse entre ellos. Si sois capaces de salvar el tufillo empresarial y económico del speach de Carles Torrecilla, esta charla está bien respecto a todo esto del fracaso, el emprendimiento y hacer lo que te pide el cuerpo. Os la recomiendo.



Así que... a por otra convocatoria. Suerte.

01 marzo 2013

Con Cris Arnedo en México

De sobra es conocido que tengo el culo más inquieto que una guindilla y más ganas de movimiento que los baules de la Piquer, así que no hacía falta más que una buena excusa para arramplar las maletas y darse el pire a buscar algún destino que conocer. Eso si, o bien golfístico o bien artístico. Al final, habrá de todo.


En este caso, y por eso está publicado aquí, he cruzado el charco para presenciar, apoyar, y echar una mano en las cosas de la comunicación, a mi querida amiga y colega Cristina Arnedo, ante la exposición individual más importante de las que hasta ahora ha realizado esta artista mexicana, y que inaugura en el Museo de Arte Moderno de Toluca (México) este viernes 1 de marzo bajo el título ‘Encuentros: Trama y Urdimbre’.

Aquí podéis ver el catálogo de la Exposición:
 


El pasado lunes, entre los -4°C que hacia en Pamplona, ví la luz, hice la maleta y tras un fatigoso transitar de 18 horas por aeropuertos, llegué al DF el martes recibido con un invierno luminoso y a 25°C que se gastan por aquí. Como para haberlo dudado. Me encanta ver vivir de otra manera, y ésta era una buena oportunidad, y por una buenísima causa.



Además, hay otros proyectos relacionados con los paintins, el golf y las redes sociales que explorar fuera de nuestra atormentada y cada día más triste tierra. En el fondo, el argumentario también es otro, y bien simple: siempre hay cosas que hacer por ahí cuando el campo de actuación es el mundo ;o)


Detalle de obra.


No voy a ser yo quién descubra a Cristina Arnedo, su pintura, su obra, y la dimensión de su permanente vocación artística. Para eso ya están los expertas como Ingrid Suckaer, Berta Tacercena o Lialiane Hoth, mucho más hábiles que el que suscribe en el manejo de la crítica, como se puede comprobar en su blog, catálogo y web donde se han publicado sus excelentes textos sobre la expo de Muarmo. También vía @ArteArnedo en Twitter, y en su muro de FB.



El MUARMO.
Independientemente a lo que diga el personal, esta exposición es el merecido premio a un largo camino, muchas veces trufado de penurias e incomprensión, de lucha, fe y sacrificio personal por el arte, por su arte, que sin duda, Cris, va a verse recompensado con una exposición fantástica, en la que todos estaremos para ayudarte, apoyarte y juntar nuestras fuerzas, energía e ilusión tantas veces no recompensada, con la sonrisa y buenas vibras que se merece la ocasión.
 

Os puedo garantizar que yo estoy asombrado ante la magnitud y repercusión de lo que he visto en tan sólo día y medio que llevo por el DF, y las buenas perspectivas, visibilidad y eco que va a tener la Expo de MUARMO en los círculos artísticos y sociales de por aquí. Además, lo de esta ciudad es como para verlo, y contarlo. Pero eso será más adelante.



Ahora, enhorabuena Cris, te lo mereces.

18 febrero 2013

Con Néstor Basterretxea

Me ha costado un más de un mes escribir el primer post aquí desde que empezó el año... qué desastre!! Espero que no vuelva a pasar. Qué vagancia, qué desgana, qué despiste, aunque sólo sea un dibujillo al día, Santo Cielo... ay! Menos mal que los que me seguís por las redes sociales comprobáis 'al toque' que sigo dándole al #paintinbelindo: es una cuestión de salud mental ;o)

Nëstor, con un #paintindonosti.

Pero bueno, ya que nos ponemos otra vez las pilas en este blog, espero que sea con fundamento. La semana pasada estuve de visita en casa del Néstor Basterretxea y, además de afortunado, podría escribir un libro y no para hasta que se volviera a reeditar sobre las muchas anécdotas e intensas horas que te sobrevienen cada vez que piso ese caserón de Fuenterrabía de más de 300 años, al lado del green del hoyo 11 de Jaizkibel y dónde vive el que, además de un buen amigo, considero uno de los artistas más universales, coherentes y serenos que ha dado esta tierra y con el que he tenido la fortuna de pasar varias tardes de conversaciones y divagaciones varias. En todas ellas, a lo largo de esta última década y en muy distintas circunstancias, me ha pasado lo mismo: he vuelto pleno, lleno de energía y 'touch' artístico. A ver cuánto me dura (esta aportación la hace mi subconsciente, claramente).

Green del 11 de Jaizkibel.

Durante esta última visita, en un día de esos lluviosos como sólo se ven en Donosti (y mira que en Pamplona llevamos un invernito bueno de aguas y borrascas) no fue menos. A punto de cumplir los 89 años, a Néstor no tiene la vigorosidad física que siempre ha tenido, pero la suple con el aplomo de quién se siente anfitrión, con mayor profundidad si cabe en sus palabras y con un humor recio y socarrón... esto último creo que le viene de su condición de bermeotarra.

Conversación y tranquilidad en Fuenterrabia.

Además de los intercambios de obra tradicionales que se hacen en estos momentos de exaltación artística, a mi lo que realmente me gusta de Néstor es él. Su obra, también, claro... pero me gusta escuchar a un hombre que sigue obsesionado con el arte, con las búsqueda de sus verdades artísticas, fantasmas de líneas, formas, volúmenes y espíritus que ha perseguido durante toda una vida. Oírle hablar de los clásicos, de como ha pasado horas y horas con lupas viendo el detalle de las pinturas de Vermeer y los holandeses, o de cómo arrancaba con Oteiza para París para empaparse de lo que allí pasaba... y tantas otras 'batallitas' más. Magnos, gloriosos momentos, por los que se puede dejar todo aquello que ese día tenías pensado hacer, tal y como me sucedió a mi.

Taller pequeño, el de los trastos menudos.

Han sido mil y una las formas que ha encontrado para hacerlo, pero sigue vivos, latentes, más intensos si cabe, todos aquellos interrogantes que un día, junto a Oteiza y Chillida fundamentalmente, les llevó a toda esa cuadrilla de auténticos artistas, culos inquietos y movidos por unas fuerzas irrefrenables, a explorar mundos 'lejanos' y a plasmarlos en obra que tendrá que pasar mucho tiempo para que algo relacionado por estos lares con lo artístico adquiera la dimensión que han conseguido con ellos. Todavía no hay luz, ni ha pasado el tiempo necesario, para que podamos darnos realmente cuenta del legado artístico y cultural que esta generación nos está dejando. Como para que luego alguien se atreva a llamarse artista.

Lo mío con este bermeotarra limpio, puro y honesto es más bien una cuestión de cariño, devoción, casualidades y de, cuando me dejan, ir a pasar una día a su casa para que me enseñe cosas, y se me caiga la baba mientras le oigo hablar de arte y aventurillas de su vida, experiencia, pruebas, áreas, campos, materias y de todo lo que ha probado para matar algo en lo que él sabe tiene la batalla perdida: 'el arte es una obsesión', dice Néstor, y como tal, le acompañará hasta que el final de sus días.

Néstor, contemplando su obra.

Para que os hagáis idea, me dio una obra, que guardaré como paño en oro como las otras que tengo, de uno de sus experimientos seriados: 'cuando de noche se me descacharra la televisión, le hago fotos a lo que va saliendo, y luego monto composiciones de píxeles como si fueran un juego de vidrieras, con distintos juegos y disposiciones... me parece algo bastante más interesante que darle un trastazo a la tele para que se ponga bien. Hay que cambiar ese viejo trasto', comenta Néstor con mirada picara, mientras la contempla la cartulina antes de dármela. Simplemente genial.

Vidriera pixelada.

La ilusión con la que Néstor cuenta cómo va a ser su próxima exposición emociona. El próximo 25 de febrero se abre, en el Museo Bellas Artes de Bilbao, la mayor restrospectiva realizada jamás sobre él, con casi 200 obras, en un excelente trabajo comisariado por Peio Aguirre. Esa obsesión creativa tiene ahora una buena parada para mirar atrás de todo lo recorrido. Es mucho, y desde luego, bueno, muy bueno.


Firma, de arquitecto.

Tenéis mucho mérito por haber llegado hasta aquí, y haberos tragado toda la charlatanería barata de un aficionadillo al arte emocionado como yo. Así que dejadme que os dé un consejo y algo con más fundamento de la obra y trayectoria artística de Néstor en la fantástica presentación que de él se hace en la web del Museo de Bellas Artes con motivo de la exposición... y por supuesto, id a verla.

Un último apunte: me gustaría dedicar esta entrada a La Ventana de Venus, un interesante blog de Arte y Cultura, y que, aunque quizá no lo sepa, ha hecho posible esta entrada. U're welcome! ;)

23 noviembre 2012

Exposición de Murias

La semana pasada me acerqué a la Galería Canvas para ver la docena (perdón, casi treintena) de obras de Isidro López Murias que allí se exponen desde el pasado 9 de noviembre (y hasta el 12 de diciembre) y, la verdad, he quedado gratamente sorprendido… de dos cosas: de la fuerza de la obra de Murias y del atrevimiento de esta galería pamplonesa, dispuesta a exhibir en su pequeño pero coqueto espacio algo más que bodegones, o los típicos paisajes roncaleses y vistas bardeneras, tan al uso en nuestra ciudad.

Tarjeta anunciadora.

La obra de Murias no se la voy a descubrir a nadie a estas alturas, tratándose de un pintor de primera fila en el panorama nacional actual. La pequeña selección expuesta en Canvas tiene la fuerza y pegada propias de este pintor castellano tan arraigado a Navarra durante los últimos años. Aquí tenéis un enlace a su blog, y a una biografía bastante completa que se publicó en el Norte de Castilla hace unos años, centrada en su Cubismo Figurativo.

La otra satisfacción se la lleva esta joven galería pamplonesa (noviembre de 2011), que apuesta por mostrar un arte un poco menos tradicional de lo que viene siendo habitual en Pamplona. Tanto la selección de artistas que maneja como las exposiciones hechas hasta ahora, hacen de Canvas una de las principales referencias si hay que hablar de arte por aquí.


El que más me gustó.


Podéis ir al blog de Miuras aquí, y a la web de Canvas, donde encontraréis ampliada la información y horarios de la exposición.